La despedida de Brubaker de una de sus mejores creaciones, y la despedida de Soldado de Invierno su serie regular.
Por Chema Mansilla

soldado tomoUna de las claves del trabajo de Brubaker en Marvel ha sido la de potencias una faceta que estaba algo olvidada entre tanta amenaza cósmica, crossovers y grandes poderes (y responsabilidades): el lado oscuro. En Daredevil nos devolvió al vigilante más urbano y atormentado. Y con Capitán América y Soldado de Invierno nos llevó a ese mundo secreto, entre bambalinas de Marvel, del espionaje. Parece que SHIELD, con su papel en las películas y la serie, es ahora mucho más pública. Y luminosa. Casi parece que con el retiro (un espía nunca se jubila) de Furia la agencia ha lavado su imagen.
Pero todavía quedan muchos trapos sucios por lavar. Y mientras Steve Rogers, todo un Capitán América y líder de Los Vengadores, parece no querer ensuciarse las manos, tenemos a un candidato perfecto para todos esos trabajitos cuestionables.

El Soldado de Invierno, a quien todo el mundo considera muerto, se encargará de hacer ese trabajo que nadie quiere hacer, pero del que alguien debe ocuparse. Trabajos que sólo un espía, un solado y un asesino podría hacer. Mientras Soldado de Invierno trata de limpiar su expediente y su conciencia, deberá hacer frente a muchos fantasmas y errores de su pasado. Parece que Bucky Barnes va a pagar todos los crímenes de su vida anterior en esta.
La primera parte de este tomo editado por Panini trata de esa idea. Un cabo suelto del programa soviético al que perteneció Soldado de Invierno será el responsable de poner patas arriba la nueva vida de Barnes como agente de SHIELD y como pareja de La Viuda Negra.
Este misterioso ex-agente soviético tratará de volver a convertir a Barnes en el asesino al que tanto odia. Para ello, nada mejor que atacar donde más daño puede hacer a Soldado de Invierno: La Viuda Negra. La agente Romanova (¿Romanoff?) se volverá contra SHIELD y contra su pareja, y protagonizará una caza y captura por todo el mundo que conseguirá sacar lo peor de Soldado de Invierno.

El trabajo de Brubaker, como de costumbre, es estupendo: sólido y emocionante. Yo sigo opinando que es el momento oportuno de poner en barbecho al sobreexplotado Bendis y de dejar a Brubaker a cargo del cotarro. El guionista se despide de uno de sus personajes fetiche, uno de los mejores añadidos al Universo Marvel de lo últimos años. y lo hace dejando tras de sí una gran etapa en Capitán América y Soldado de Invierno.
Junto al trabajo de Brubaker hay que destacar el del dibujante Butch Guice, que ha sabido tomar el pulso de la historia y empaparlo de una textura visual oscuro e intrigante, sobria, con sabor a cine clásico. Un compañero de equipo estupendo para este tipo de historias tan necesarias dentro del Universo Marvel, y que en este caso en concreto supondrá un nuevo punto de partida para el persona (a retomar, imagino, con la nueva película del Capi).

viuda

El tomo lo cierran los últimos cinco números americanos de la serie regular. Estos número narran una historia que supone un cambio de tercio para el personaje. Bucky hará frentea una amenaza llegada del futuro en busca de venganza. La historia, aunque sigue teniendo un toque oscuro y oculto, es algo más anecdótica dentro de la biografía del personaje. Hay que destacar en ella una anécdota interesante: ¿nunca te has preguntado de dónde salen todos esos soldados de fortuna, mercenarios y malosos varios que conforman los ejércitos de tantos villanos y asociaciones criminales del Universo Marvel? El guionista Jason Latour  y el dibujante Nic Klein dan una respuesta en estas páginas.

Pero no lloremos a Soldado de Invierno todavía. Es un personaje demasiado bueno, y que pronto está muy de moda, como para dejarlo dormir. MARVEL ha anunciado recientemente Winter Soldier: The Bitter March, una nueva serie del personaje que constará de cinco números y aparecerá en USA en Febrero. en la nueva serie regresaremos a 1966, cuando Barnes todavía era un asesino de élite en el bando soviético de la Guerra Fría. A los guiones Rick Remender (Imposibles X-Force, Capitán América) y a los lápices Roland Boschi.

El presente tomo editado por Panini es un buen cierre para esta segunda gran etapa del personaje tras su reaparición y cambio al bando de “los buenos”. Es satisfactorio, mantiene el nivel y deja con ganas de más. .

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla