¡Lobezno y la Patrulla-X termina! Terror, miedo, confusión… Tranquilos, en España aún nos quedan un par de mesecillos con los que podremos concluir la grapa mensual de Jason Aaron. Y para que no perdamos el ritmo, este mes llega el relevo y trae de la mano a Rondador Nocturno.
Por Javi Jiménez

Asombrosa Patrulla-X nace como la continuación natural de la anterior serie liderada por Lobezno. Los que estábais al tanto de la serie, ya sabréis de lo que hablo: del buen hacer de Aaron con los mutantes, que ha convertido este humilde spin-off de Cisma en una de las colecciones más frescas y mejor llevadas de la franquicia. Incluso a mi siempre me ha parecido que los mejores números de los crossovers han sido los de esta colección. Pero en fin, las cosas tienen su final y si antes nos centrábamos en los alumnos del instituto Jean Grey ahora es el turno de los profes.

¿Y qué mejor manera de comenzar que trayendo de vuelta a nuestro adorado Kurt Wagner? Como ya sabéis Kurt falleció trágicamente en Advenimiento dando su vida por proteger a la Mesías, Hope y con ella toda esperanza de un futuro para los mutantes que no acabara en la extinción. Si bien pasó no hace mucho por las páginas de X-Force de Rick Remender su versión del Universo de la Era de Apocalipsis. Un tío duro y desagradable, pero de un azul inconfundible, que poco tenía que ver con NUESTRO Rondador. Este no tardaría en retornar a su Era en Exterminación. Así que el vacío dejado por la muerte de Kurt seguía sin llenar… Hasta ahora.

Como ya sabéis, eso de estar muerto en el Universo Marvel es un estado de ida y vuelta y así ya nos lo hacía saber Jason Aaron en las primeras páginas con la creación del instituto Jean Grey y esos extrañamente familiares seres que aparecieron en misteriosas circunstancias: Los Bamfs. Unos pequeños seres de color azul que en esencia eran minirondadores pero que su comportamiento alegre y chistoso les impulsaba a gastar todo tipo de bromas pesadas al claustro del instituto Jean Grey, así como sustraer todo aquello que no estuviera soldado al suelo. Pero no solo eso, parece que tenían UN PLAN.

Kurt se ha quedado en un lugar cercano al cielo, aunque incluso tras morir y ascender a su merecida posición todavía cree que le falta mucho que hacer. Triste y desconsoado. Se pasa los días mirando a la Tierra y pensando en sus amigos, sin saber que el destino muy pronto los unirá. Bueno, a él y Azrael también pero eso no es tan gracioso.

Los profes. Atentos a la incorporación de Estrella de Fuego.

Jason Aaron(Thor, Lobezno y la Patrulla-X) y Ed McGuinnes(Nova) son los encargados de contar esta historia, siguiendo un estilo muy parecido a la anterior colección de Aaron, en Asombrosa Patrulla- X lo importante es la aventura, sin complejos, donde predomine el pasar el buen rato leyendo un cómic la mar de entretenido. Es lo que ofrece y nos gusta. Una colección divertida a la que le sienta muy bien el dibujo de McGuinnes, que su exageración de los rasgos faciales para dotar a la serie de un estilo cartoon queda muy bien con los guiones de Aaron que no escasean en pullas.

Yo no me lo pensaba demasiado, si todavía no has descubierto a este Jason Aaron, subiros al carro con esta colección. El buen rato está garantizado.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en: @Teren25