¿Puede ser la mejor película de mutantes una parodia del género?
Por Todo Marvel

No soy un gran fan de Masacre. Me hizo bastante gracia en su momento, claro, en la primera serie regular de Macguiness. Pero abandonada mi hormonal adolescencia mi cariño por el personaje disminuyó hasta que el personaje se ha terminado convirtiendo en una presencia molesta dentro de los cómics Marvel. Tanto más cuanto la editorial insiste en forzar la presencia de Masacre en tantos títulos como le es posible, incluyendo Los Vengadores, algo que me parece de echarse las manos a la cabeza.

Pero tomando esta película como algo a parte, creo que es la mejor película de mutantes, y sin duda la mejor peli de Marvel producida por Fox desde X-Men Primera Generación. Y no porque la película sea especialmente buena, si no porque me he divertido terriblemente. Deadpool supone una orgía de ultraviolencia y chistes guarros, disfrazada de peli de superhéroes, sazonada con una estupenda banda sonora. Y es la esencia del personaje llevada al cine de la mejor manera posible.

No me extraña lo más mínimo que Ryan Reynolds lleve años tratando de hacerla. Es una película creada para su lucimiento personal. Un Reynolds que brilla de manera gloriosa y que no duda en reírse de sí mismo, de su anterior aproximación al personaje, de su otro personaje de cómic mucho más verde, un poco de la propia Fox, un poco de Marvel, un poco de los mutantes, y mucho de Hugh Jackman ( entendemos que con su bendición). En su alocada y disparatada adaptación consigue una versión mucho más fiel al material original que el de otros productos similares.

La película es tan exagerada que uno no puede evitar desconectar y dejarse llevar. Tras unos gloriosos primeros créditos firmados por el estudio Blur, nos subimos a un tren que viaja a excesiva velocidad cargado de explosivos sobre unas vías poco estables. Esto es, que la película en sí es muy limitada, una historia de amor y de venganza como tantas que hemos visto, pero Deadpool trata de dar una vuelta más de tuerca, a riesgo de pasarse rosca. Nada que impida disfrutar de sus chistes referenciales o de las espectaculares escenas de acción.

Dicho esto, resulta una película algo endeble, pero no creo que nadie involucrado en esta producción aspire a mucho más que a una buena recaudación en taquilla y una esperable secuela.

En general la público, el más adolescente seguramente, disfrutará del desfase que supone esta película, ideal par echarse unas risas y luego irse al Burger King a comentarlo, o lo que sea que haga la muchachada estos días. Pero serán los fans de los cómic otra vez, quienes disfruten más de esta cinta. Porque el nivel de referencias y guiños es abrumador. Como decía antes, se trata de una adaptación muy exitosa del personaje de los cómics, tal vez con un toque más adulto. Pero además se integra perfectamente con el resto de las películas mutantes de Fox y, de manera sorprendente, con las de Marvel Studios, porque… ¿Eso es un helitransporte de SHIELD? Pues sí.

Esa integración a pesar de todo resulta finalmente algo rara, claro, igual que pasa en los cómics, ya que tenemos a un puñado de personajes muy intensos con sus propias tramas que de pronto se ven compartiendo plano con un personaje que se tira pedos, habla solo (o con el público) o hace chistes sobre los actores que en la vida real interpretan a esos otros personajes. Me chirría, igual que en los cómics. Tal vez otra prueba de su éxito como adaptación.

En resumen Deadpool es la peli Marvel menos Marvel de cuantas se han producido hasta la fecha, e incluyo en el saco la del Pato Howard. Una gamberrada que se mueve entre lo delirante y lo ofensivo, muy divertida, pero que en ningún momento ha de tomarse en serio. Un estupendo producto escapista, que como el personaje en la continuidad de los cómics, va por libre y hace lo que le da la gana. De vez en cuando hay que saber reírse de las cosas, ¿no?

Sigue a Todo Marvel en Twitter: @TodoMarvel o Facebook, y si te gusta, comparte.