Marvel es esto
Por Todo Marvel

Joss Whedon puede llevar a gala esa etiqueta de nuevo mesías pop que sus fan le han otorgado, porque se lo ha ganado con un excelente trabajo más. Whedon logra en esta nueva película de Marvel, la más ambiciosa hasta la fecha, el más-difícil-todavía. No nos extrañan sus declaraciones sobre lo agotador que ha sido para él el proceso creativo de esta película. Vengadores La Era de Ultrón seguramente sea el mayor y más maravilloso juego de malabares de la historia del espectáculo. Whedon mantiene tantas bolas en movimiento y hace tantas cosas impresionantes con ellas que la gran mayoría de profesionales del guión y la dirección de Hollywood deberían ir a ver esta película a tomar nota. No sólo repite la jugada de la primera película de Vengadores, la supera.

vengadores_SPAIN

Y además, hace feliz a los fans, lo más difícil de todo.

La película empieza con una increíble secuencia de acción que, en los primeros diez minutos de esta película, ya ha superado en espectacularidad al famoso plano secuencia de la invasión alienígena de Nueva York de la primera película de Vengadores. El equipo de personajes funciona como una maquinaria de espectacularidad bien engrasada, y ese lubricante no es otro que los buenos diálogos con los que Whedon, en apenas unas líneas, hace el trabajo para el que otros guionistas necesitan toda una película.

Cada uno de estos engranajes además encaja con los demás perfectamente, aunque se creen dinámicas opuestas. Ni siquiera Robert Downey Jr. consigue destacar sobre el resto del reparto. Incluso un personaje tan desaprovechado como Thor tiene sus momentos de gloria. Whedon consigue incluso reconciliarse con aquellos que en su momento le acusaron de maltratar a Ojo de Halcón, dándole alguna de las mejores líneas de esta película. Todos los actores parecen cómodos en sus personajes, todos los personajes funcionan como deben funcionar. Y todo funciona, como en las grandes películas del género, gracias al villano.

Ultrón es un malo recurrente de Los Vengadores que los lectores conocen muy bien, pero que es difícil de describir en un par de horas de metraje. No es sólo una Inteligencia Artifical que quiere matar a todos los humanos. No es el Skynet de Terminator, es un personaje complejo, que evoluciona y que exagera ciertos aspectos de la personalidad individual que nadie se atreve a reconocer en público. El buen trabajo de James Spader se ve potenciado por el equipo de efectos especiales que ha conseguido crear el ente cibernético más expresivo del cine hasta la fecha (junto a Wall·E). Tal vez algo exagerado en cierto punto, pero siempre carismático. Un gran acierto interpretativo y de adaptación del original que mantiene en marcha esa maquinaria increíble que es esta película.

El espectáculo brilla en cada secuencia. No hace falta que sea una pelea enorme como la que mantiene Iron Man con Hulk, la famosa escena de la armadura Hulkbuster del trailer (de la que hay mucho más de lo que nos muestra el material promocional). También en las escenas de grupo. Escenas donde la gente habla. escenas donde el talento del Whedon deslumbra. Porque ser un fan y lucirse en las escenas de efectos especiales, mucha acción y un montaje vertiginoso es fácil. Pero lucirse con dos personajes hablando de sus novias es magistral. No sólo porque como fan tiene que conocer a esos personajes (y a sus respectivas novias), también porque como escritor consigue que la escena sea divertida, y que aporte algo a los personajes, y al grupo. Y todo en una escena, apenas un diálogo. Es tan sólo un ejemplo del magnífico trabajo de guión de esta película, al que hay que añadir, además el trabajo extra de presentar a un nuevo elenco de personajes y una nueva serie de circunstancias que se ramifican en el resto de películas Marvel, las que hemos visto y las que están por llegar. Vengadores La Era de Ultrón consigue mantener bien definidos a sus protagonistas conocidos, evolucionarlos y reconducirlos a nuevas zonas emocionales, y además presentarte a un montón de gente que el gran público no tiene por qué conocer de nada. Whedon también consigue que los nuevos te caigan tan bien como los veteranos.

Sobre cómo Whedon tiene pillado el pulso a los personajes principales no se puede decir nada más: sabe lo que hace. No hay que quitar mérito a los actores, que han sabido hacerlos suyos. Pero en la presentación de las nuevas caras, los hermanos Maximoff y Visión es el evidente reto de esta película. Su traslación a la pantalla es difícil. Desde el punto de vista de los fans porque son personajes con mucha historia y muy queridos, con muchas aristas, y que además están envueltos en ciertos problemas de licencias sobre su origen y la naturaleza de sus habilidades de los que nadie que no sea un fan tiene el mayor interés. Para esos espectadores no fans son unos personajes extraños, y no sólo por lo desconocido. El caso de Mercurio es sencillo: un joven súperprotector con su hermana que es capaz de moverse muy deprisa. Pero Wanda Maximoff es, como saben los lectores de Marvel, un personaje difícil. No sólo sufre ocasionales problemas de conexión mental con la realidad, es que sus propios poderes le hacen alterarla. Y además puede controlar la mente. Y alterar las probabilidades. Muchas cosas, que Whedon con pragmatismo, ha sabido llevar a la película con una fórmula mágica infalible: la naturalidad. Esta chica hace de todo. ¿Por qué? Porque sí. El talento está en que cuando lo hace no sólo no chirría y extraña al espectador, sino que consigue que guste.

vision

Visión es la gran sorpresa de la película. No hablaremos de su origen o del papel clave que tiene en la película, porque es una de las sorpresas de la trama. Pero Whedon ha conseguido poner en pantalla a un robot que tiene la cara roja, un pijama verde y una capa dorada y que quede bien. Y lo ha convertido en un personaje tan enigmático que yo estoy deseando que le saquen ya en otra película, porque ahí hay mucho donde rascar. No es que Visión sea un robot opuesto a Ultrón y que donde éste odia a los humanos la Visión los ame. No, es más complejo. La Visión ama a la humanidad, sí, pero también se sabe superior a la humanidad. Y sabe que Ultrón también es superior, y que tiene razón. Simplemente La Visión tiene más paciencia con los chiquillos. Sin duda será el personaje y el elemento más polémico de la película y será el centro de muchas, divertidas y agrias, discusiones entre los fans.

Y todo esto en menos de tres horas, en las que viajamos por medio mundo, se destruyen edificios, ciudades, se hacen chistes, se derrotan ejércitos se habla de ética científica y moral política (que parece un contrasentido pero que en realidad deberían ser sinónimos, qué mundo éste…). Mola mucho, y punto. El espectador, contento, y el fan, en la gloria.

Mi sensación tras ver la película fue que acaban de caer sobre mí, como una cascada, los casi treinta años de tebeos de Marvel que llevo leídos. Porque Marvel, en esencia, en resumen, con todo lo bueno y lo poco de raro, es esto. Es esta película.

vengadores+trailer+3_0050_Capa 41

Sigue a Todo Marvel en Twitter: @TodoMarvel y si te gusta, comparte.