Extraño y Muerte: dos de los doctores más conocidos de los cómics Marvel juntos en una aventura en los dominios de Mefisto.
Por Carles Torrellas

Algunas veces, los cómics nos regalan curiosas aventuras donde el protagonista no solo es el héroe, sino también un sorprendente villano, mostrando una faceta hasta entonces poco conocida. Éste es el caso de la novela gráfica que aquí nos ocupa. Publicada a finales de los años ochenta, el Doctor Extraño y el Doctor Muerte comparten cartel por obra y gracia de Roger Stern y…

Sí, es Mike Mignola, de cuando dibujaba cosas que no eran portadas o Hellboy. Pero antes, centrémonos en la otra parte de este equipo de autores: Roger Stern. Este veterano guionista norteamericano es conocido sobre todo por su larga etapa en Marvel escribiendo especialmente al Doctor Extraño, Spider-Man y  Los Vengadores. Aunque también lo conoceréis por ser uno de los artífices de La Muerte de Superman para DC Comics, que tampoco es algo meramente anecdótico. Regresando al apartado gráfico, tenemos a un Mike Mignola que ya ha dejado atrás el estilo más clásico de sus inicios, y que está llegando ya al final de la evolución de su trazo tan personal y característico. Aquí ya empezamos a ver al gran dominador de las sombras y luces que veremos en Hellboy.

Sobre la obra en sí, en ella tenemos juntos al Hechicero Supremo de la Tierra y a uno de los mayores genios científicos del todo el universo Marvel. En este cómic veremos esa doble faceta de Muerte, parte científico de primerísimo nivel, parte místico de bastos conocimientos arcanos heredados de su madre. Si bien no está al mismo nivel que Extraño, no debe andar muy lejos. En esta novela gráfica, ambos doctores unen sus esfuerzos con un propósito muy loable, y más teniendo al latveriano de por medio: adentrarse en el Infierno para salvar un alma condenada. Triunfo y tormento tal vez sea una de las primeras obras en las que vemos, además de la dualidad antes comentada en su personalidad, que tal vez Muerte no sea un mal tipo. Sí, tienen malas pulgas, es egocéntrico, autoritario y ha tratado de conquistar el mundo un par de veces. Pero… ¿quién no ha tenido una mala tarde? Así que no debería asombrarnos que Muerte ponga su granito de arena por una buena causa, si de paso tiene algo que ganar.

Está claro que Víctor Von Muerte es de los pocos personajes capaces de entrar en los dominios del mismísimo Mefisto por voluntad propia, y aún más retarlo en sus juegos de manipulación y medias verdades. Pero, ¿qué motivaría a Von Muerte a pedir la ayuda de Extraño, maestro de las artes místicas?, ¿por qué (o por quién) se aventuraría el dictador latveriano en los dominios del mismo demonio del Universo Marvel? Pues aunque parezca obvio, por una madre. Porque tras la fría máscara de acero del dictador, late el corazón de un ser humano. Y esa persona fría, calculadora y manipuladora, una vez amó y fue amado, como todo niño afortunado de este mundo. ¿Y qué hijo no haría lo que fuera por su progenitora?, ¿qué hijo no haría lo que fuera por salvar el alma de aquella que le dio la vida si ésta estuviera en el Infierno?

Así pues, en esta novela gráfica quizás descubramos que incluso un archivillano como Muerte, maestro estratega, manipulador como pocos, genio científico, dictador con mano de hierro de Latveria, tiene también un alma y un corazón que en ocasiones se mueve por algunos sentimientos tan humanos como el amor por una madre. Además, muy pocas veces puedes encontrar en un mismo cómic a Extraño, Muerte y a Mefisto. Y encima si está dibujado por ese superlativo artista que es Mike Mignola, que se mueve como pez en el agua en esta temática, es ya el acabose. Porque hay que reconocer que Víctor Von Muerte nunca lució tan imponente y majestuoso como en las últimas viñetas de este cómic. Además, existe cierto morbo por ver la relación de estos dos personajes tras los recientes acontecimientos del Universo Marvel pre-Secret Wars… ¡Y en la misma Secret Wars recién estrenada!

Recientemente Panini Comics

ha reeditado esta obra aun precio bastante razonable, por lo que si queréis disfrutar de un buen cómic, hecho por autores de contrastada calidad, por menos de lo que te cuesta una noche de copas por ahí viviendo la vida loca y teniendo a tu madre preocupada en casa sin saber con quién estás o qué andarás haciendo, y que os descubra un lado hasta hoy desconocido o bastante oculto de uno de los mejores villanos de todo el universo Marvel. No dudéis ni un solo segundo en comprarla, os garantizo que difícilmente os defraudará su lectura. Si Muerte baja a los infiernos a buscar a su madre, ¿vas a tener tú a la tuya sufriendo?

Sigue a Todo Marvel en Twitter: @TodoMarvel y si te gusta, comparte.