¿Qué sucede cuando logras tu objetivo final y no resulta tan placentero como te esperabas? El Dr. Muerte lo descubre en esta novela gráfica.
Por Carles Torrellas

Emperador-Muerte-Portada

Víctor Von Muerte es el soberano absoluto del mundo. Ha triunfado donde tantos otros han fracasado estrepitosamente. Acaba de ser nombrado por aclamación Emperador de la Tierra en la Sede de Nueva York de las Naciones Unidas. Pero, ¿cómo ha llegado a suceder? ¿Dónde estaban Los Vengadores y el resto de héroes de la Tierra mientras Muerte se hacía con el poder? David Micheline (guionista norteamericano conocido entre los seguidores del vengador blindado) y Bob Hall (dibujante de la maxiserie de El Escuadrón Supremo) nos lo cuentan en esta clásica novela gráfica de Marvel.

Que Muerte es uno de los mayores villanos del Universo Marvel, es de sobras conocido. En este cómic, el dictador latveriano consigue finalmente llevar a buen término su último plan de dominación global. Para ello se vale de los poderes de control mental de Zebediah Killgrave,  más conocido como el Hombre Púrpura. Lo captura y lo encierra dentro de un psicoprisma gigantesco que amplifican los poderes de Killgrave hasta tener un alcance mundial, pero como estos sólo afectan a los seres orgánicos, recurre al orgulloso Namor, Príncipe de Atlantis, para que coloque un chip que anulará la voluntad de tres seres sintéticos que podrían oponerse a los planes de Muerte, estamos hablando del vengador Visión, del villano Ultrón y del Hombre Máquina, X-51.

Mientras Víctor despliega lentamente sus peones, los Vengadores de la Costa Oeste pasan tranquilos el día en su rancho californiano situado en el número 1800 de Palos Verdes. Tony Stark y Simon Williams se reúnen para hacer un experimento que permitirá conocer más profunda y detalladamente la naturaleza iónica de Wonder Man,  y para ello éste deberá permanecer encerrado durante un mes en un tanque de aislamiento sensorial modificado, donde los ordenadores analizaran la interacción de unos productos químicos diluidos en el agua del tanque con el cuerpo de Williams.

Durante el letargo del vengador iónico, al rancho de Los Vengadores llega una alarma. Gracias a ella, pueden visualizar el ataque de Namor a La Visión y observan como este último es completamente anulado. Con una rápida investigación descubren que es el Doctor Muerte quien se esconde tras el ataque al vengador sintético y que el villano ha adquirido recientemente adquirido una isla en el Caribe. Suben a su Quinjet y se dirigen raudos a detener los planes del malvado Doctor, pero fracasan en su intento puesto que son los primeros en caer bajo los efectos del enorme psicoprisma de Muerte y regresan por donde habían venido. Poco a poco los efectos del aparto de Víctor se extienden por el globo y al cabo de un mes, ya es dueño y señor absoluto del planeta.

Bajo su reinado se han acabado las guerras y las hambrunas. Thor y la mutante Tormenta usando sus poderes de control climático acaban con las sequías, convirtiendo desiertos en vergeles. Los arsenales nucleares de las grandes superpotencias están siendo desmantelados. En la Sudáfrica del apartheid se ha acabado con la segregación racial. Cuando Wonder Man despierta y descubre que Muerte es el gobernante absoluto, les dice a unos Vengadores controlados por éste, sin que Wondie lo sepa, que hay que detener a Víctor Von Muerte. Estos, como fieles lacayos, avisan automáticamente a su líder y Víctor, al descubrir que hay alguien que se le opone, en lugar de montar en cólera, se muestra complacido. Como un cazador ante una presa que le opone resistencia.

Muerte está descubriendo que aunque su plan ha salido a la perfección el resultado final no está siendo de su total agrado, como puede verse sus propias palabras: “Hasta ahora he buscado controlar mi destino porque mi fracaso en conseguirlo ha sido el motivo de mis derrotas en el pasado. Y la manifestación de ese deseo ha sido un sueño vital de gobernar el mundo. Ese sueño se ha hecho realidad y aún así, en el sueño gobernaba como conquistador no como administrador. La lucha por la victoria es algo noble, pero ¿qué valor tiene una victoria carente de desafíos? De algún modo, este sueño se ha vuelto vacío.” Mientras las dudas acucian a Víctor, Wonder Man consigue liberar al Capitán América del control mental del villano, y juntos eligen a Ojo De Halcón, la Avispa y a Iron Man, dada su fortaleza mental y su poder de concentración, como ayuda para oponerse al emperador.

No os contaré como acaba, solo os diré que en esta obra el lector termina con la sensación de que no hay vencedores ni vencidos, que de un modo u otro todos ganan, pues logran lo que más ansían en ese momento, y a la vez todos pierden, puesto que sientes que han dejado escapar una meta mucho mayor. Lo entenderéis cuando la leáis. Para finalizar como curiosidad os diré que aunque este cómic no es que sea uno de esos momentos álgidos del noveno arte, si que ha dejado su huella en la memoria del fandom, hasta el punto que en la serie de animación “Los Vengadores. Los Héroes Más Poderosos De La Tierra”, en su segunda temporada, hay un capítulo homenaje a esta obra, para ser más exactos el 19: “Emperador Stark”.

 Sigue a Todo Marvel en Twitter: @TodoMarvel y si te gusta, comparte.