El actor que da vida a Tony Stark pone llamativas condiciones a un hipotético regreso tras Vengadores: Era de Ultrón
Por Todo Marvel

Que la tercera película de Vengadoras es la última película que Robert Downey Jr. tiene firmada con Marvel Studios no es un secreto. Tampoco lo son sus reticencias a volver a calzarse la armadura de Iron Man. en una entrevista a DeadLine, el actor comenta que con su edad (50 años) comienza a pensar seriamente en qué puede y no puede hacer en pantalla como héroe de acción. Durante el rodaje de Iron Man 3, Downey se rompió el tobillo, y fue el momento en el que se planteó seriamente este tipo de papeles. Tras la nueva película de Vengadores (sea una película o dos), el futuro del personaje es incierto. Downey se muestra muy reticente a regresar al papel al que le debe su regreso al estrellato (y ser el actor mejor pagado del Hollywood), pero dado el cariño que le tiene al personaje y a lo agusto que se siente con la gente de Marvel Studios, podría plantearse un Iron Man… Pero una de las condiciones sería, atención, que la dirigiera Mel Gibson, un buen amigo suyo con el que se encuentra trabajando en una nueva película.

Gibson, además de polémico, ha resultado ser un director competente, y hemos visto a Marvel Studios hacer jugadas arriesgadas respecto a fichajes de director y actores (el del Downey para la primera Iron Man sin ir más lejos). ¿Llegará esto a algún lado o se trata de otro de los “balones fuera” que suele echar el actor cuando le preguntan por su futuro relacionado con Marvel?

Sigue a Todo Marvel en Twitter: @TodoMarvel